¿ Blog ON, blog OFF ?

 

-Soy publicista, tengo un blog..

-Soy diseñador, visita mi blog! 

-Yo soy ilustradora, échale un ojo a mi blog..

 

                 ¿Es realmente un blog la NUEVA forma de darse a conocer?

                Imagen      Vs.    Imagen

¿ Cómo podemos saber si realmente un blog nos va a dar las ventajas necesarias para estar por delante de tu competencia ?  La respuesta a esta pregunta no os la voy a contestar desde un punto de vista técnico, ni basándome en los últimos resultados de datos del éxito bloguero, pero os ayudo con mi punto de vista.

Un blog siempre es una buena herramienta a la hora de mostrar tu trabajo. Pero también es útil para tu propio esfuerzo Y seguimiento personal. A toda persona que tiene un blog, un día de la semana, o incluso del mes se le enciende un bombillita : -¡tengo que actualizar mi blog! . Con lo cual esto te ayuda a responsabilizarte e incluso ponerte propias metas, hablando desde el punto de vista publicitario, hacerte tu propio briefing, resolverlo, y así tener más trabajo que poder enseñar. Otra de las cosas buenas que le veo a un blog es la necesidad de estar informado. Al tener que ponerlo al día constantemente, estamos obligados a mantenernos lo más informados posible, acudiendo a infinitas fuentes para construir tu propia idea.

Un blog, al ser algo personal que tú mismo manejas a tu manera, puede ayudarte también a conseguir lo que quieres si juegas bien tus cartas, como diríamos hoy en día si blogueas bien tus ideas.  Con esto me refiero que depende del público que estés buscando para tu blog, puedes enfocarlo de una manera u otra.

Si tu blog es “molón” puedes llegar a ser conocido por personas de todo el mundo, agencias, comerciantes, anunciantes, grandes empresas, e incluso el señor que vende sardinas en el mercado del pueblo de tu tía.  Al tener una cobertura tan grande e ir cogiendo importancia en este mundo, puedes llegar a vender algún proyecto o idea, aunque lo más importante de esto, es que te lleguen a conocer por tu trabajo, y si esto pasa, empiezan a invitarte a todos los eventos del momento y así conseguir un gran puesto de trabajo.  Si esto es así, puedes manejar tus ideas de cualquier forma para impresionar a tu público e incluso llegar a crear modas o tendencias en la publicidad, crear tu propio estilo.

Por otro lado, si eres una persona un poco despistada mejor dejar el blog a tus compañeros y/o rivales.

Un blog es un reflejo de ti o de quien tú quieras ser en las redes, con lo cual depende de cómo lleves tu blog dejas una impresión u otra. al tener que llevarlo al día tienes que pararte un momento y pensar en él, mimarlo un poco por así decirlo. Pongamos que tu blog fuese como tu pelo, si no lo cuidas, no lo desenredas y no lo pones bonito, la gente deja de mirarlo, e incluso puede pensar que no eres una persona constante, alguien que descuida sus necesidades. Un blog es trabajo, y el trabajo se necesita, si no lo cuidas dejas de ser imprescindible, y lo acabas perdiendo.

El problema que hay también con los blogs, es que esa nueva moda empieza a ser vieja. Un publicista siempre tiene que ir por delante de lo nuevo, sobre todo un creativo, tiene que adelantarse a todo lo original del momento. En mi opinión los blogs empiezan a ser un recurso fácil y una entrada rápida al mundo laboral ya que hoy en día hay muchas personas de todos los oficios que usan el blog para mostrar sus increíbles ideas. Por eso, si eres publicista y tienes un blog tienes que llenarlo de ideas de novedades nuevas, valga la redundancia en este caso, y de originalidad para ser el primero, el nuevo, el ganador.

Algo con lo que también hay que tener cuidado a la hora de exponer tu trabajo en un blog es que siempre va a estar abierto al público y cualquier persona puede apropiarse de tus ideas, proyectos o incluso tus palabras. Siempre hay que estar atento y con las alarmas encendidas.

La última objeción que tengo es la posibilidad de que tu trabajo y la forma en la que te expresas no guste demasiado. Aunque sabemos que es imposible llegar a todo tipo de público y que a todos guste,  tenemos que revisar siempre el trabajo que vayamos a enseñar por si tiene cualquier pequeño fallo o por si alguna idea cambia en el último momento.

Tenemos que vender nuestro blog como si fuese una marca de latas de salsa de tomate; Primero vender nuestra identidad, nuestra propia marca, posicionarla en la mente del consumidor como una marca con la que se identifique y en la que confíe, y luego vender la salsa de tomate, la idea, como sabrosa (llamativa), rica en vitaminas (rica en beneficios), y sana para el cuerpo (para el negocio).

Así que ya sabéis amigos, si queréis triunfar con un blog, no hagáis caso a ninguna recomendación antes aquí citada.

                                                                                                                    -themptycan-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s